jueves, 15 de mayo de 2008

The foggy dew

Todo el mundo cuelga sus perversiones musicales, ¿por qué yo no?



Para mí, tiene el atractivo de ver a la Sinéad sonreír. Y es increíble como una criatura tan saboría puede tener una sonrisa tan brillante.

4 comentarios:

Profesor Franz dijo...

Muy mona la O'Connor, sí. Pero lo que es un poema es la cara de Paddy Moloney pensando "a ver cuándo acaba ya esta sesión y nos bajamos al pub a trasegar unas guinness".

El Robespierre Español dijo...

Oiga, señor Duende, esta hermosa canción ¿Es alguna balada tradicional irlandesa?.

El Duende de los Cafés dijo...

Por supuesto, señor don robespierre -completamente de acuerdo, profesor-. Sé que es una canción antigua que fue retomada, y reformada, para el Levantamiento de Pascua de 1916, aunque no sé mucho más. Es una de mis favoritas.

Academia de Ociosos dijo...

Suena como el viento en la bruma verde, junto a los acantilados. Y allí, es el viento el que suena como ella. Supongo que eso debe ser el duende irlandés.

Y ahora, vamos a por esas Guinness, sí.